Mente en Paz

Cambia la rutina para conseguir la atención plena

La rutina es uno de los principales enemigos de nuestra atención plena. El hacer todos los días las mismas cosas y de la misma forma hace que nuestro cerebro que es muy sabio y se aprende todo muy bien,rápidamente conecte con su piloto automático y hagamos las cosas sin pensar mientras se dedica a pensar en otras cosas que no son las que estamos haciendo en ese momento. ¿ No os ha pasado alguna vez el ir conduciendo hacia el trabajo y cuando estás aparcando pensar que no has sido consciente en ningún momento del camino ? Es el mismo trayecto de todos los días , con los mismos semáforos, los mismos cruces, lo tienes tan asimilado que lo realizas de forma inconsciente, sin estar presente en ese momento. No hace falta que diga lo peligroso que puede resultar esto. Pero también nos pasa, que estamos leyendo un libro y vamos leyendo las palabras y pasando las páginas y llega un momento en el que nos damos cuenta de que realmente no estamos prestando atención , que no nos estamos enterando de nada. Lo mismo ocurre al ver una película, miramos la tele , pero nuestra cabeza está pensando en que ropa me pondré mañana para ir a trabajar. Y así continuamente, podría poner mil ejemplos, y todo conlleva a que realmente no estamos viviendo la vida al 100% , estamos en cuerpo presente pero no en cuerpo y mente por lo tanto nos estamos perdiendo infinidad de cosas.

Por ello romper con la rutina es un buen ejercicio para empezar a entrenar nuestro cerebro en la atención plena. Simplemente consiste en hacer cosas de diferente manera a como las hacemos siempre para engañar nuestro cerebro y que así tenga que estar más atento.

– Cambiar la ruta que hacemos para ir al trabajo. Mucho mejor si podemos cambiar el ir el coche por ir andando, así nos podremos ir fijando más en los detalles del paisaje.

– Lavarnos los dientes con la otra mano. Aunque nos cueste un poco y al principio lo hagamos un poco mal , al sentirnos más torpes seguro que tenemos que estar más atentos, y nos fijaremos en cada movimiento que tengamos que hacer, convertimos un ejercicio que es completamente rutinario en algo nuevo que tenemos que aprender y por lo tanto estar más atentos.

-Caminar de espaldas. Creo que este es uno de los ejercicios más potentes para la atención plena. Evidentemente no consiste en salir a la calle y ponerte a caminar hacia atrás , con todos los peligros que ello conllevaría. Prueba en un espacio grande que más o menos conozcas y que sea seguro, lo ideal sería un parque. Haz un recorrido pequeño, concéntrate en tu posición y en tus movimientos, serás consciente de cada uno de los movimientos que realices.

Cambia el tono de llamada de tu móvil, cambia el lado de dormir  en la cama, cambia donde guardas las tazas del desayuno, cambia tu comida y cambia tu peinado. Cambia todas las cosas que puedas, aprende cosas nuevas, no dejes que la rutina no te permita vivir tu presente.

” Lo fantástico de la Meditación

es que te vuelves cada vez más TU MISMO”

-David Lynch, director de cine

2014-07-23 21.08.44

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s