cuentos

La joven del corazón demasiado grande

Blanca era una joven de cabellos violetas y sonrisa sonrosada.

Siempre estaba risueña y siempre estaba alegre, aún cuando se sentía algo preocupada por ser  diferente al resto de la gente. Era una joven con el corazón demasiado grande. Su corazón era enorme, gigante y descomunal, no le cabía en el pecho y  por eso lo tenía que llevar dentro de un carrito con ruedas que siempre arrastraba  junto a ella.

Tener el corazón tan grande le causaba muchos problemas, la gente le miraba con caras raras, pues todos ellos  tenían sus corazones tan pequeños, en el cine tenía que comprar dos entradas, una para ella y otra para su corazón y siempre tenía que dormir en  una cama de matrimonio para que pudiesen entrar los dos.

Aun así, ella siempre sonreía , aun cuando los niños se asustaban al ver  a su corazón en el carrito: – “Mamá ,mamá ¿ por qué esa chica tiene el corazón tan grande?” “No lo sé hijo, no la mires tanto, pobrecita…”

Blanca era todo amor, bondad y ternura, la palabra maldad no la conocía así que sonreía a todo el mundo y seguía caminando con sus cabellos violetas y su sonrisa sonrosada.

Un día, conoció a un chico y ese chico le ofreció una solución: “Si quieres podemos compartir tu corazón y así no se te hará tan pesado tener que cargar siempre con él. “

A la joven Blanca le pareció fantástica la idea, confió en él y empezaron a compartir su corazón. Al principio, todo era maravilloso, el chico le ayudaba con su pesado corazón, el era muy fuerte y se lo cargaba a sus espaldas y así acompañaba a Blanca a todas partes. Ella se sentía más liviana, le gustaba que el chico cargase con su corazón, le gustaba habérleselo entregado…se había enamorado de él .

A las pocas semanas, el chico le dijo que había tenido una idea. Le enseñó un armario muy grande , muy grande , había tomado las medidas y entraba perfectamente su corazón así que había pensado que lo podían guardar allí y así no tener que cargar con él a todas partes.

Blanca al principio tuvo dudas, pero recordemos que ella era todo amor y ternura y no conocía la palabra maldad, por eso pensó que nada malo le iba a poder ocurrir y siguió confiando en él .

Entregó su corazón al chico, el chico lo guardó en el armario y cuando Blanca se dió la vuelta lo cerró con una llave que se guardó en su bolsillo. El chico le acababa de robar el corazón.

Blanca empezó a vivir sin su corazón. Es cierto que ya nadie le miraba, los niños no se asustaban y su vida era mucho más cómoda, pero ella empezó a sentirse cada vez más triste, sus cabellos se empezaban a apagar y cada vez le costaba más mostrar su sonrisa sonrosada.

Además el chico, cada día  estaba más malhumorado, no le acompañaba a ningún sitio, Blanca se sentía muy sola y miraba con pena su carrito vacío donde siempre tan alegre había latido antes su corazón.

Muy triste se dirigió al armario, solo quería volver a verlo y se dio cuenta de que estaba encerrado con una  llave. Le preguntó al chico y este le dijo que no pasaba nada, que era mejor así , porque si no con algún latido se podría mover , caerse del armario y a lo mejor poderse romper.

Cada día lo intentaba volver a ver, pero cada día el chico tenía una excusa diferente para no abrirle el armario: ” Hace mucho frío y se puede resfriar” ” Ahora esta  con dolor de tripa y tiene que descansar” ” Con lo malo que es seguro que si le abrimos la puerta se querrá escapar y lo perderás”.

Una mañana recogiendo el cuarto descubrió las llaves del armario dentro de una caja. Por fin tenía la llave, podría recuperar a su corazón. Corriendo fue al armario pero cuando llegó se paró en seco… ¿ que iba a pensar el chico cuando viera que había cogido el corazón?  Seguramente se enfadaría  y ya nunca más querría compartir su corazón con ella. Le entró miedo y volvió a dejar las llaves dentro de la caja. Ella solamente quería que todo fuera como al principio, que el chico volviera a cargar su corazón a sus espaldas y le acompañara así a todas partes.

Y así pasaron los días, incluso puede ser que pasaran los años… Blanca cada vez más débil, sin sus cabellos violetas, sin su sonrisa sonrosada… sin su corazón enorme…

Hasta que por fin un día ocurrió algo. Estaba Blanca en el cuarto cuando una voz le habló : “¡Escúchame, escúchame! ¡soy tu corazón! escúchame por favor!”  “¿Me puedes hablar?” le respondió sorprendida  la joven Blanca. “Llevo años hablándote ,cada día te he hablado, ¡pero tú no me has querido escuchar! ¡escúchame hoy por favor! Soy tu corazón, no podemos estar separados, ¡nadie te quiere más que yo! ,¡nadie te quiere más que tú! El chico te ha dejado sin mi y así tú has dejado de existir, en eso no consiste el amor, el amor es que tú me quieras a mi por encima de todo, ¡te quieras a ti por encima de todo! Por favor, abre las puertas, ¡déjame salir! No necesitas al chico, pero si que me necesitas a mi, ¡te necesitas a ti!”

Con lágrimas en los ojos, Blanca fue a buscar la llave y abrió el armario. Allí se encontraba su corazón, estaba bastante más chiquito, lo abrazó con fuerza y se lo llevó. Se marcharon los dos lejos , muy lejos, muy lejos de ese armario y de ese chico, cada paso que daba sus cabellos se volvían cada vez más violetas, cada paso que daba su sonrisa era cada vez mas sonrosada.

Aprendió a ser feliz con ella misma y su enorme corazón. Aprendió que su enorme corazón era un regalo y no un castigo, aprendió que ella era una persona especial y no diferente, aprendió a quererse y a sentirse una  afortunada por tener ese gran corazón.

Un día ,paseando por un parque vio a un chico de cabellos turquesas y sonrisa algo acaracolada. Llevaba junto a él un carrito con ruedas, y dentro… un enorme y demasiado grande corazón.

Si vives en Granada y quieres recibir una sesión de Reiki , basada en la Meditación, sin esoterismos ni religiones,y así poder equilibrar y liberar tus emociones,  puedes ponerte en contacto conmigo aquí.

En este enlace te explico lo que significa para mí esta técnica tan especial.

Laura Duarte

corazon2

Anuncios

5 comentarios sobre “La joven del corazón demasiado grande

  1. Gracias Tomás! Vuestros comentarios me animan mucho a seguir escribiendo y a seguir actualizando el blog. Que tengas un fantástico fin de semana. Namaste

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s