Naturopatía

Escucha lo que tu cuerpo te dice

El cuerpo es un espejo de nuestras ideas, pensamietos y emociones. Cualquier emoción o pensamiento que se queda en nuestro interior estancado finalmente nace al exterior en forma de un dolor, una postura incómoda  o incluso enfermedad. Es la forma que tiene nuestro cuerpo de ponerse en contacto con nosotros, de hablarnos y decirnos que hay algo que va mal y que tenemos que parar a recapacitar sobre que es lo que podemos estar haciendo de forma incorrecta.

Os doy algunas pistas de lo que puede estar ocurriendo en nuestro interior según que dolor , molestia o enfermedad estemos sintiendo:

Cabeza : La cabeza es lo que nos representa a todos, es nuestro yo, lo que mostramos siempre a todos, nuestra carta de presentación, lo que no tapamos con ropa, lo que nos identifica… Dolores  fuertes de cabeza indican que hay algo de nosotros que no nos gusta, nos estamos autocastigando, creemos que hay algo que hemos hecho mal, algo que nos averguenza, algo que nos hace agachar la cabeza…

Oídos: Los oídos son la capacidad que tenemos de oir. Dolores en los oídos nos está indicando que hay algo que no queremos escuchar, quizas alguien nos esté diciendo la verdad sobre algún asunto, pero nosotros nos negamos a escuchar esa realidad.

Ojos: Al igual que con los oídos, los ojos son la capacidad de ver. Problemas en los ojos nos indican que hay algo que no queremos ver, quizás es que veamos las cosas desde otro punto de vista a como en realidad estemos haciendo las cosas, hay algo que se nos esta presentando pero nosotros no le hacemos caso, no lo queremos asumir, no lo queremos ver.

Garganta: La garganta es nuestra via de expresión, por donde salen nuestros pensamientos, nuestras ideas nuestra creatividad. Cuando hacemos lo que quieren los demás , cuando no podemos expresarnos, aparecen dolores en la garganta, igual es algo que no pudimos hacer en el pasado por complacer a los demás, y se nos quedó atascado en nuestra garganta al no dejarlo salir.

Hombros: En los hombros vamos echando toda nuestras cargas de la vida, todos nuestros problemas , incluso los problemas de los demás, los dejamos que vayan almacenandose en nuestros hombros.

Espalda: Es nuestro principal soporte, nuestra columna, lo que nos apoya. Cuando tenemos algún dolor en la espalda significa que no nos sentimos apoyados por alguien, puede ser una falta de apoyo emocional por parte de nuestra pareja , familia o amigos, la falta de apoyo nos hace sentir culpables y esa culpabilidad la vamos a acumulando en el centro de nuestra espalda, justo a la altura de nuestros riñones.

Pulmones: Es por donde inspiramos la vida, el aire que inspiras es las ganas de vivir que tienes, respiraciones cortas o superficiales indican estados de tristeza o depresivos, acortamos nuestra respiración, nuestro pecho se nos encoje y caminamos con los hombros caídos y encorvados hacia adelante.

Pecho: En el pecho se almacena lo que podemos dar a los demás , nuestra generosidad y también nuestro amor. Pero a veces lo que damos a los demás, resulta excesivo, ya que anteponemos al resto antes que a nosotros mismos, en forma de preocupación excesiva, damos y damos a los demás y sentimos que no recibimos lo mismo, nos entra frustración y se queda almacenada en nuestro pecho la sensación de resentimiento.

Riñones:  Los riñones albergan el miedo, el fracaso , la desilusión. Tenemos la sensación de que hemos perdido algo muy grande y sentimos como que no podemos afrontar esa perdida. También puede ser un miedo a realizar algún cambio.

Hígado: En el hígado se almacenan las emociones más irritativas, la rabia, la ira , el odio… Si eres una persona muy colérica y con mucha rabia acumulada en tu interior , que saltas a la primera, seguramente tengas tu hígado irritado. Al contrario también ocurre, si tienes un hígado sucio debido a una mala alimentación o por mucho consumo de alcohol , en ese caso puede ser que  tengas predisposición a colocarte en una situación de enfado frente a los demás con demasiada facilidad.

Intestino Grueso: Representa la eliminación, el saber renovarse, el poder cambiar. El estreñimiento significa el no querer dejar marchar algo, quizás sea una persona, o pensamiento, estar aferrados a viejas ideas. Las diarreas son todo lo contrario, queremos que algo pase lo más rápido posible, un examen o una entrevista de trabajo, que termine cuanto antes.

Rodillas: Las rodillas someten a nuestro ego y nuestro orgullo, están relacionadas con el saber pedir perdón. Pedir perdón a los demás o el perdón más difícil que es el que nos tenemos que saber dar a nosotros mismos.

Pies: Nos apoyan, nos ayudan a avanzar, nos sostienen. Dolores en los pies nos indican que hay algo en nuestro camino que no somos capaces de entender o que no estamos de acuerdo con ello, nuestro inconsciente nos dice que no sigamos por ese camino.

El cuerpo nos habla, nos alerta, se intenta poner en contacto con nosotros para comunicarnos algo… solo tenemos que aprender a saber escuchar que es lo que nos quiere contar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s