Mente en Paz

Desde que practico Meditación

Ya hace casi un año en el que decidí hacer un cambio en mi vida y entre las muchas  cosas que empecé a practicar para poder encontrarme  mejor estuvo el empezar a meditar. Aunque ya practicaba yoga desde hacía algunos años (a veces con menos frecuencia de la que me hubiese gustado) nunca había encontrado ningún profesor que me enseñara correctamente a meditar, aunque si que conocía técnicas de relajación y muchas veces las intentaba aplicar.

Ahora no me imagino un día en el que no practique meditación. Normalmente la suelo realizar nada más levantarme y muchas otras veces por la tarde un poco antes de que caiga el sol ,el cuerpo me vuelve a pedir otro rato más. También suelo quedar con otras personas para realizar meditaciones conjuntas ya que así  me resulta más fácil llegar al estado meditativo . De cualquier modo, puedo asegurar que se ha convertido  en un hábito más en mi vida, no es algo que haga de forma excepcional, para mí ahora mismo es igual de necesario que comer y dormir,  y es  ahora con la  perspectiva del tiempo cuando empiezo a darme cuenta de los cambios y beneficios que ha supuesto la meditación en mi vida.

Aquí os dejo con algunos:

Duermo mejor: Uno de mis puntos débiles siempre ha sido el sueño, en las épocas en los que los nervios convivían conmigo en lo primero que me afectaba era en que no podía dormir  bien por las noches. Ahora en cambio duermo siempre del tirón, me voy  muy pronto a la cama (sobre las diez de la noche ) ,he adaptado mi sueño al horario del sol y no a los horarios de la televisión y tengo siempre un sueño muy profundo y reparador.

Tengo más creatividad: Descasar en algunos momentos la mente hace que luego  esté mucho más fuerte para otras tareas,para mi sin duda alguna la que más puedo destacar ha sido el aumento de mi creatividad. Me siento mucho más inspirada, creo que es algo que siempre ha estado dentro de mi, pero durante todos mis años anteriores  mis pensamientos repetitivos de la mente  no la habían dejado salir. Todos mis escritos y todas mis fotografías, las que comparto por aquí y con algunos también por Instagram…os puedo asegurar que  toda esa creatividad antes ni siquiera sabía que la tenía dentro de mi.

Me preocupo menos: Meditar es estar centrado justo  en el momento presente, poco a poco  con la práctica consigues que esa sensación se vaya alargando en el resto del día y que cuando te lleguen preocupaciones  y la mente comience a  “delirar” puedas echar el freno y ser coherente con la situación ¿ realmente puedo solucionar algo preocupándome ahora? ¿o es mejor que intente ocuparme en algo que realmente pueda solucionar esa situación? y si no existe nada que pueda hacer ahora ¿ para qué me voy a preocupar entonces?

Me cuido más: Al meditar tomas consciencia de tu cuerpo, lo escuchas y puedes llegar a darte cuenta de como te encuentras. Conectas contigo y empiezas a valorar a tu cuerpo , empiezas a querer  cuidarlo en lugar de maltratarlo.  Hay muchas veces que podemos tener algún dolor y ni  siquiera podemos llegar a darnos cuenta de él porque nuestra mente no nos deja escucharlo. Con la meditación aprendes a sentir tu cuerpo, te sintonizas con él  y, por lo tanto, a escucharlo y a tenerlo en cuenta. Puede ser que  sientas que quieres   tener una alimentación más consciente, observando que alimentos te sientan mejor o peor, o que dejes de fumar o que no quieras  trasnochar tanto.

Tengo más intuición: Sin duda alguna esta es la que más he notado de todas ( y también la que más me gusta).  Tener una mayor sensibilidad con respecto a todo lo que te rodee hace que de algún modo  recibas pequeñas informaciones que sirven para ayudarte  y que si las escuchas correctamente te ayudarán a guiarte mejor . Esas informaciones las recibimos todos, solo que la gran mayoría no las escuchan porque no tienen tiempo a pararse en sus vidas frenéticas. Lo puedes llamar intuición,señales, corazonada, presagio o consciencia , pero lo cierto es que está allí y lo único que tienes que hacer  para continuar por tu camino es seguirlas.

Me conozco más a mi misma:  He aprendido a escucharme, a saber las cosas que me gustan y las que no , a darme cuenta de cuando actuaba por miedo, a ser consciente de mis equivocaciones y fallos y a intentar ir aprendiendo, a  saber decir que no y que la gente me quiera por ser quien realmente soy yo y no por intentar agradarles.

Gestiono mejor mis problemas y enfados: En la vida de La Más Feliz del Mundo también aparecen días malos  en los que por supuesto, me siento enfadada. La raba, la ira y el rencor que antes me acompañaban  tanto en mis procesos y que sentía como naturales, ahora los identifico  e intento liberarme de ellos lo antes posible. No es cuestión de que no te enfades nunca pero si de que intentes no permanecer en ese estado de enfado siempre, de que aprendas a soltar, a entender y sobre todo a perdonar.

La meditación tiene muchos otros beneficios, yo he compartido con vosotros los más importantes para mí, también hay beneficios que son físicos como disminuir al ansiedad, la tensión, aumentar el sistema inmunológico… La meditación se tiene que practicar de manera continua, empezar por muy pocos minutos y después ir aumentando el tiempo de manera natural, sin intentar ponernos ningún objetivo concreto. Es más importante que se realice unos pocos minutos todos los días que mucho tiempo una vez al mes.

¿ Por qué no empiezas hoy mismo a meditar?

Sed felices! 🙂

Si vives en Granada y quieres recibir una sesión de Reiki y Meditación sin esoterismos ni religiones para poder volver a sentir tu equilibrio natural pincha aquí.

Acalla a tu mente. Acalla tus pensamientos.

Acalla a tu cabeza.

¿De qué te sirve tener mente si no eres capaz de controlarla?

Medita…

Recuerda: La respuesta siempre está en el interior.

C360_2015-11-07-17-41-26-123

Anuncios

8 comentarios sobre “Desde que practico Meditación

  1. Hola Johan! Quizás te exijas demasiado… tener la mente libre de pensamientos es realmente complicado, nuestra mente siempre nos va a estar hablando, por ello es importante empezar por poco tiempo, sentarte en un lugar tranquilo y empezar a relajarte primero, sin quedarte dormido ;), te concentras en tu postura, y sobre todo en tu respiración… una vez que sientas que tu respiración es más pausada y que tu corazón no palpita al ritmo del estrés, simplemente cierra los ojos e intenta concentrarte en algo que te acerque más a tu interior , por ejemplo en como entra suavemente el aire por tu nariz y en como sale, o si te resulta más fácil también puedes concentrarte en algún punto de tu cuerpo como por ejemplo el entrecejo o en el abdomen. Te van a venir pensamientos , es normal, esa idea de tener la “mente en blanco” es prácticamente imposible, simplemente déjalos pasar, no te detengas en ellos , ni te identifiques con ellos.. cómo si no vinieran de ti. En cuanto veas que la mente se te acelera mucho , respira tranquilamente y finaliza la meditación. Poco a poco la irás entrenando ! Un saludo muy fuerte, muchas gracias por pasearte por aquí !

    Le gusta a 2 personas

  2. Estoy de acuerdo contigo. Yo meditaba mucha antes. Ahora reflexionó bastante y trato de vivir el momento presente. Este año mi voz interna me dijo que me tomara un tiempo; para el próximo año quisiera retomar la practica de meditación, es tan restaurador.

    Me gusta

  3. Sii, meditar nos ayuda a aprender a escuchar a esa pequeña voz interior que tanta sabiduría tiene! Espero que todo vaya muy bien, feliz año nuevo! Muchas gracias por pasearte por aquí 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s