Naturopatía

El porqué de las leches vegetales y cómo elaborarlas

Cada día es más frecuente  escuchar a personas  decir que han decidido sustituir la leche de vaca  por alguna leche vegetal y , lo que antes pertenecía a un sector muy pequeño de la población, ahora  es un producto que esta llegando a más y más personas y ya nadie se extraña cuando escucha que alguien desayuna , por ejemplo, leche de almendras.

Todo comenzó hace ya algunos años cuando empezaron a salir en este maravilloso mundo de la alimentación personas que decían ser intolerantes a la lactosa, algo nuevo en ese momento, ya que de toda la vida la leche de vaca había sido uno de los alimentos más nutritivos y por ello era algo impensable el que hubiera personas a las que no les sentara bien.De forma tímida empezaron a aparecer estudios sobre la leche y sus problemas como por ejemplo los problemas intestinales que podía producir ,que su consumo favorecía la descalcificación de los huesos al ser un alimento acidificante, que su proteina caseína ( la cual se emplea también para fabricar pegamentos) suponía un aumento de la mucosidad del organismo y que por ello existía una relación con algunas enfermedades respiratorias,estudios donde se evidenciaban los medicamentos y hormonas que se sumistraban a las vacas y que pasaban a su leche, vídeos donde aparecían las lamentables condiciones a las que se veian expuestas las vacas y los terneros… una lista sin final que hizo que cada vez se unieran más personas en la búsqueda y consumo de otras bebidas alternativas.

Fue así como empezaron a salir las leches vegetales, una de las primeras fue la leche de soja, que llegó precisamente con ese boom de la soja en el que las estanterías de los supermecados se empezaron a llenar de productos de soja por todas partes y poco  después llegaron más silenciosamente otras leches vegetales : de almendras, de arroz, de avena…hasta llegar al día de hoy que  practicamente puedes encontrar de cualquier tipo : de coco, de avellanas, de nueces, de  quinoa, de espelta, de sésamo…

Su consumo se ha extendido tanto, que incluso marcas comerciales de leche animal  y la mayoría de los supermercados  han lanzado ya  sus propias lineas de leches vegetales, las cuales como siempre, son un engaño para el consumidor ya que suelen tener muy poca cantidad del fruto seco o cereal (algunas no llegan ni al 2%) para después añadirles su ración de azúcares, fructosas, aceites, sales… es decir , básicamente una mezcla de agua con azúcar.

Hay muchas personas que me preguntan sobre las leches vegetales y todas se quejan de lo mismo: son muy caras. Y la verdad que es cierto, suelen ser productos caros sobre todo si lo comparamos con el precio de una caja de leche de vaca , que suele ser en algunos casos hasta cuatro veces más barata que una de almendras y este precio, teniendo en cuenta que los costes de producción de la leche de vaca son mucho más elevados… pues no tiene ningún sentido.

Así que hoy  os voy a explicar como realizar vuestras leches vegetales, y cómo enriquecerlas para que puedan ser lo más nutritivas y beneficiosas posibles,  es un proceso muy sencillo y rápido, una vez que te acostumbres a elaborarlas por ti mismo, ya no querrás otra leche que  la que te prepares tú cada mañana.

De todas las leches vegetales que existen las más digestivas y por lo tanto, las más adecuadas para tomas de forma regular son la leche de avena, la leche de arroz y la leche de almendras. La leche de soja no es muy digestiva y suele presentar problemas de hinchazón de estómago o gases, no nos olvidemos que la soja es una legumbre y por lo tanto sería  como hacernos un zumo de lentejas, además de que la mayoría de la soja con la que las fabrican suelen ser de origen transgénico.

Lo mejor es ir alternandolas , la de avena, la de almendras y la de arroz, y de vez en cuando probar con alguna diferente como la de sésamo, avellana,nueces… Si no eres vegano , te encanta su sabor y tienes una capacidad digestiva potente, también puedes tomar leche animal de vez en cuando, siempre es mejor la de cabra que la de vaca  e intenta buscar alguna que sea de producción ecológica para asegurarte de que no lleve fármacos y que  tenga una buena calidad. Hay que empezar a educar nuestra alimentación, estamos llenos de malos hábitos que realizamos por el mero hecho de no cambiar y de hacer las cosas por costumbre. Aparte de la leche existen otras muchas bebidas, yo conozco a personas que llegan a beberse un litro de leche al día  y recordemos que existen también los tés, las infusiones, los zumos de frutas ,los batidos verdes o el propio agua mineral por poner algunos ejemplos.

 MODO DE ELABORACIÓN LECHES VEGETALES:
  • Leche de avena: 100 gramos de copos de  avena, 1 litro de agua mineral
  • Leche de almendras: 150 gramos de almendras, 1 litro de agua mineral
  • Leche de arroz: 150 gramos de arroz integral, 1 litro de agua mineral
  • Leche de nueces: 150 gramos de nueces, 1 litro de agua mineral
  • Leche de sésamo: 170 gramos de semillas de sésamo, 1 litro de agua mineral

Para todas ellas lo que hacemos es dejar la noche de antes el cereal o el fruto seco en remojo en un cuenco con agua,así lo que hacemos es “limpiarlas ” de antinutrientes que pueden tener y además las activamos ya que pasadas esas horas en el agua empieza su proceso de germinación. Por la mañana lo colamos y retiramos de ese agua, después  lo echamos en la batidora con un  litro de agua mineral y lo batimos. Si quieres que la bebida te quede más fina , puedes filtrarla  por un colador o con  una tela de algodón fina.

Para realzar su sabor ,puedes echarles a todas ellas una pizca de Sal del Himalaya, no te preocupes porque no se quedarán saladas, pero si más sabrosas.

Si prefieres que las leches tengan un sabor dulce las puedes añadir a la mezcla de la batidora  endulzantes naturales  como el sirope de ágave, estevia en polvo o líquida (ojo, con la estevia que venden  liquida en los supermercados  que lleva de todo menos estevia), canela , nuez moscada, vainilla, panela o dátiles.

Si no has tenido tiempo de dejarlos en agua la noche de antes o si te vas algún sitio y no te quieres llevar los frutos secos lo que puedes hacer es  hacerte la bebida directamente con pasta de almendras que ya venden hecha, es como una especie de manteca , la venden normalmente en ecotiendas y herbolarios, pero hay que fijarse que los  ingredientes únicamente sean almendras .Para una vaso de leche, echarías dos cucharadas de esta pasta en el vaso de la batidora, junto con el agua mineral y por ejemplo, un dátil y canela en polvo.  Lo mismo puedes hacer con la pasta de sésamo o tahín y fabricarte una deliciosa leche y además mucho más nutritiva que una leche animal ( una cucharada de tahín corresponde al calcio de cuatro litros de leche de vaca)

Si te gusta tomar la leche con cacao,  le puedes añadir algarrroba en polvo: te quedará con el mismo color, sabor y textura .

Si a todas las combinaciones anteriores además le  añades en la batidora una cucharada de alga espirulina en polvo le sumarás  calcio y magnesio, con lo cual tendrás una bebida mucho más sana que la leche de vaca,con una mayor asimilación de calcio ( para absorberse el calcio es necesario el magnesio, y la leche de vaca no tiene) y con una gran cantidad de aporte energético extra. Puedes empezar a sustituir el café con esta bebida y un par de cucharadas de café de achicoria, tus huesos y tu estómago lo agradecerán.

Para una bebida muy sana y antiinflamatoria (muy adecuada para problemas intestinales como estreñimiento, enfermedad de Crohn, diarreas, colitis…) prepararemos la leche vegetal añadiendo un par de cucharadas de  cúrcuma y jengibre, ambos con múltiples y potentes beneficios para nuestro organismo.

C360_2016-01-23-12-13-19-801

 

¡No os podéis quejar de todas las opciones que os he dado!  Espero que os haya ayudado a tener alguna idea más para poder incorporar a vuestros desayunos .¿ Quién dijo que alimentarse de forma sana era aburrido?

Para cualquier duda o pregunta no dudeís en consultarme, a través de los comentarios o a mi correo personal: lduartebar@gmail.com

Anuncios

8 comentarios sobre “El porqué de las leches vegetales y cómo elaborarlas

  1. Felicidades por esta entrada porque es muy instructiva ademas de facilitarnos la vida. Yo no habia iniciado antes la toma de leche de almendras por su precio tan desorbitado, pero guardare esta receta para ponerla en practica. Por una healthylife 😉

    Un millon de sonrisas Laura 😀

    Noe

    Me gusta

  2. Hola Noe! Qué bien que te haya gustado y que te haya servido para animarte a preparar tu bebida propia. La verdad que parece más complicado de lo que es realmente, y comparado con las que venden en el mercado, estas resultan mucho más económicas y saludables. Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  3. Hola Maguyi, los quesos tienen menos lactosa que las leches, y por ello, en general, se suelen digerir mejor. Hay que procurar que sean de origen bio porque igualmente se pueden traspasar a él los medicamentos que le puedan suministrar al animal, además de que hay que tener mucho cuidado porque tienen un alto porcentaje de grasas saturadas. El queso que me comentas Port Salud es un queso francés que se fabrica en una zona que tiene ese nombre pero no es un producto que sea mejor dieteticamente hablando, pero al poner esa etiqueta muchas personas se confunden creyendo que lo es. Quesos suaves , que no tengan tanto contenido en grasas saturadas son el queso fresco y el requesón. Espero haberte ayudado! Un abrazo 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s