Crecimiento Personal

Gracias

Hay días que son para enmarcar.

Comienzan con una amiga a la que amas con locura y que desea desayunar sus primeras palabras contigo.Aunque ahora estáis en la distancia, vuestros lazos están mas unidos y firmes que nunca.

Recibes una visita inesperada en la tienda de alguien al que admiras y tienes un enorme cariño, alguien que tiene la capacidad de dar de esos abrazos que entran por tu pecho para llegar al corazón, bajar al estómago y de ahí subir con una gran fuerza a tu cara para dejarte dibujada una sonrisa que te dura toda la mañana.

También, esa persona con la que últimamente compartes tus días y noches y que es la culpable de tu felicidad y de tus ojeras, se ha empeñado en jugar a ese juego que se le da tan requetebien y que consiste en comprobar cuantas veces eres capaz de sonreír por minuto , o por segundo y chincharte con que superes tu propio récord y marca personal en esa misma mañana.

Comes en un sitio que no conocías con una amiga preciosa que tiene en la cara dos solecitos en el lugar de sus ojos. Después, una clienta te llama para darte las gracias porque gracias al masaje que le distes ayer por fin ha podido dormir después de días, semanas y quizás hasta meses. Hablas con tu madre y sientes que está feliz. Pones un anuncio de tu trabajo y recibes un montón de apoyos y bonitas palabras. Sales de la tienda justo para darte cuenta de que ya llega el otoño y que con él van a volver esos atardeceres rosas que tanto te gustan.

Y allí esta ella , esa Luna LLena . Esa Luna que te recuerda que vives en una ciudad realmente bella, en una barrio encantado , en una casa llena de flores y plantas y con un vecino que toca muy bien el piano. Y te recuerda también que sería completamente injusto que te sintieras de otra forma que no fuera inmensamente feliz y agradecida por todo lo que te ofrece la vida.

Y entonces te vas a la cama, y juntas las manos, encima de tu pecho, las juntas fuerte, muy fuerte y piensas en cada una de las personas que han formado parte de ese día tan maravilloso , y les das las gracias a ellas y también a ese alguien o algo que no sabes muy bien como llamarlo pero que desde hace un tiempo te has dado cuenta de que todas las noches le hablas en un diálogo parecido a lo que algunas personas llamarían rezar.
Y así, rezando, es como te quedas dormida , con una gran sonrisa en tu cara que se queda grabada , esperando a ser la primera en darte los buenos días en cuanto abras los ojos a la mañana siguiente.

Gracias a todas y cada una de las personas que formáis parte de mi vida.

Laura

c360_2016-08-14-19-57-51-231

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s